• LinkedIn Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon

Etiqueta y protocolo en el ambiente laboral

La palabra «etiqueta» es una forma antigua, en francés, de decir «tique». Y al igual que cuando tenemos el tique correcto, tener la etiqueta y protocolo correcto en el ambiente laboral te llevará a donde quieras llegar.

«Profesionalismo» es otro sinónimo de «etiqueta y protocolo empresarial». El profesionalismo es lo que hace que el lugar de trabajo sea mejor para todos. No siempre es fácil compartir un lugar de trabajo donde tus compañeros pueden escuchar —y, a veces, ver— todo. Antes que nada, debes conocer las reglas. Después, tienes que respetarlas, incluso cuando preferirías no hacerlo.

La etiqueta, protocolo y profesionalismo son importantes en todo lugar: en el ascensor, en la oficina o en la fiesta de fin de año. Si los respetas, tus compañeros querrán tenerte cerca.
Estos consejos te ayudarán:


QUÉ HACER
 

  • Mantén la voz baja en tu escritorio y cuando hablas por teléfono.

  • Pide permiso antes de usar la computadora de tus compañeros, sus espacios de trabajo o sus elementos de oficina. Cuando termines de usarlos, agradécelo.

  • Sé amable en las zonas comunes, como el comedor: si ensuciaste, limpia.

  • Aunque todas las personas somos iguales y merecemos respeto; en el trabajo, es muy importante saber quién está a cargo y ser especialmente cortés y respetuosos con ellos. Esto se llama «deferencia». Mostrar deferencia ante tus superiores siempre es importante, incluso en lugares de trabajo más relajados.

  • Sé amable, pero no te pases. Interésate por tus compañeros y ofréceles ayuda si la necesitan, pero respeta los asuntos personales.

  • Muéstrate siempre de punta en blanco: practica arreglarte bien. La ropa siempre debe estar limpia, quedarte bien y no ser demasiado sexy.

  • Aunque a veces es difícil, evita que los problemas personales, los sentimientos o las amistades se entrometan con las responsabilidades laborales.

  • Respeta la regla de oro: trata a los demás como te gustaría que te traten a ti.

  • Imita el comportamiento de tus compañeros respetados y de tus superiores.

  • Si te das cuenta de que un compañero no podrá cumplir con una entrega o terminar un trabajo, ofrécele ayuda.

  • Muestra respeto con todo el mundo, desde los encargados de limpieza hasta el gerente general. Los pequeños gestos suman muchísimo.

  • Si cometes un error, admítelo y discúlpate de inmediato.

‚Äč

QUÉ NO HACER

 

  • Cotillear sobre tus compañeros.

  • Contar o escuchar bromas racistas o sexistas.

  • Tocar a las personas. Solo puedes darles la mano.

  • Llegar tarde.